Más allá de a simple vista

peter-t-quidley5La vida nunca ocurre como la imaginamos. Son miles los ejemplos que cada día nos encontramos de cómo son las cosas diferentes a lo que planeamos. Pero de una forma u otra, son así por una razón, aunque no sepamos cuál es.

Hoy he ido al voluntariado con una persona muy especial. No ha sido algo planificado, pero tan pronto me ha dicho que vendría conmigo, no he podido pensar mas que en cómo me gustaría que fuese hoy la visita a los pacientes. Quería que pasase algo mágico, algo extraordinariamente llamativo, de forma que a mi compañía le impactase y así me acompañase más días… pero no. No ha habido luces de colores, ni relámpagos, ni nada sobrenatural. Ha sido, en una palabra: tranquila.

Se podría calificar nuestra labor de hoy como “sencilla”. Hemos recorrido habitaciones donde lo que más reinaba era la tranquilidad, el descanso ansiado en la lucha contra la enfermedad de cada día.

Pero creo fielmente que se escondía una belleza. La belleza que esconde lo sencillo, donde los gestos, y sobre todo la actitud del corazón hablan por sí solos. Y donde las pequeñas cosas se valoran como las más grandes.

Clara Isabel Pérez

Opina

*