Sus sobrinos son la única familia que le queda

abuela--647x350Hola, hoy ha sido mi primer día en este voluntariado, he hablado con el capellán y me ha presentado a unos jóvenes que también iban a lo mismo. Todo súper bien, porque yo creía que no iba a empezar a visitar el primer día.

Para mí ha sido una suerte poder empezar a visitar a personas destinadas a estar frecuentemente en este ambiente que, a la gente que por ahora estamos fuera, nos parece duro y algo “hostil” o poco acogedor.

Victoria, que así se llamaba la persona, era mayor pero súper amable y encantadora. Le he cogido de la mano y estaba encantada. Me ha mirado con un cariño, y me ha sonreído. Me llama la atención como se nota que necesita a gente, a personas que estén con ella, sobre todo echaba de menos a sus sobrinos que son la única familia que le queda, porque su madre y hermanos ya no viven. Su madre vivió hasta los 102 años. Hemos hablado de todo un poco, también de su pasado y cuando hablaba de su pueblo y del campo se le iluminaba la mirada.

Bueno, en definitiva, me alegro de haber estado con ella y me ha dado pena dejarla sola en la habitación, con la visita única de auxiliares de vez en cuando o de alguna enfermera.

Belén Valdés

Opina

*